Comunicación estratégica 

 

En muchos casos, no sólo queremos comunicar para informar, también comunicamos persiguiendo un fin concreto. De ahí, que tengamos que darle una especial importancia a este apartado. Dentro de las posibilidades de comunicación existentes, es la forma persuasiva la que convence, influye y hace actuar al otro –movido desde su propio interior–. Por eso, es la que debemos trabajar para conseguir los fines pretendidos en cualquier Plan Director o de Comunicación.

Pero no olvidemos que la Comunicación Estratégica no sería algo tan simple como “influir y persuadir al cliente interno y externo, de manera que se comporte de forma tal que genere un entorno que favorezca el logro de objetivos tanto de la empresa como de él mismo”. 

Consultar y descargar PDF

Remitirnos a ese único fin nos haría olvidar que lo importante es alcanzarlo a través de prácticas y comportamientos éticos y con la participación activa del receptor, de nuestros socios y clientes. Nuestras acciones y las de los otros deben hacernos ganar a todos. De lo contrario, a medio plazo sólo habremos realizado una mala estrategia frente a otra posible, real y eficaz.