Explotación de patrocinio por el club o por la marca

 

El deporte ocupa cada vez más un mayor porcentaje del tiempo de ocio de nuestra sociedad y mercado, siendo ya la herramienta de marketing más efectiva por resultados en cobertura de comunicación, publicidad y aceptación social. 

En paralelo, la importancia del deporte como contribuyente neto al PIB de la economía de un país está aumentando a ritmo vertiginoso, al tiempo que también lo está haciendo la práctica deportiva de los individuos y el consumo de espectáculos deportivos, así como el interés y su seguimiento televisivo. Esta penetración mundial del deporte en sociedades y culturas diversas se está produciendo bien como un elemento pasivo activo (práctica deportiva) o a través de una recepción pasiva (simpatizantes y espectadores).

De la misma forma, las herramientas de marketing más tradicionales, conceptos como el title sponsor, la responsabilidad social corporativa, o las cada vez más variadas manifestaciones que encontramos bajo el paraguas del patrocinio y similares, están perfilando hoy el ámbito del marketing deportivo.

Sin embargo, es necesario mencionar que sin una adecuada gestión, todas estas herramientas acaban convirtiéndose en mero mecenazgo, con los imperativos que ello conlleva. El principal, la imposición de continuidad para mantener una determinada imagen de mercado, lo que acaba desvirtuando la relación inicial establecida.

 

Por ello, en Seyer hemos creado y diseñado el sistema Socio C2C, que evita ese desgaste, ya que reconvertimos el patrocinio-mecenazgo en una nueva unidad de negocio para la firma patrocinadora. Trabajamos para clubes y competiciones, en su búsqueda de la mejor gestión y localización de sponsors. De la misma forma, trabajamos con empresas patrocinadoras que persiguen identificar su mejor soporte. Rentabilizamos las inversiones y multiplicamos la eficacia de las acciones de patrocinio, como única forma para fidelizar por intereses a las partes dentro de cualquier colaboración mercantil.